Nos complace anunciar que estamos expandiendo nuestros campos de bendición en Quiché, Guatemala. Ahora que tenemos abundante agua para riego gracias a nuestro nuevo pozo de agua dulce, hemos plantado maíz. Este producto proporcionará la ayuda muy necesaria para las familias que estaban luchando antes de Covid-19 y aún más ahora.

A medida que nuestro campo de bendición se expande, también lo hacen nuestras oportunidades de proporcionar agricultura sostenible, producción avícola y ganado. Estos esfuerzos nos permiten emplear trabajadores agrícolas y suministrar frutas y verduras frescas para nuestros programas de alimentación.

¡Gracias a todos los que nos ayudan a hacer posible que sigamos avanzando en el Reino de Dios en Guatemala!